Años y años de investigación y parece que los motivos de la muerte del faraón del Antiguo Egipto, Tutankamon, han quedado resueltos: sufrió un accidente de tráfico (de la época). 

tutankamon-webTutankamon murió en el año 1323 a. C., con 19 años, y, según las conclusiones del doctor Chris Naunton -director de la Sociedad de Exploración de Egipto-, el faraón murió atropellado por un carro de combate. 

En colaboración con el Cranfield Forensic Institute, especializado en accidentes de tráfico, se ha realizado una "autopsia virtual", es decir, una simulación por ordenador, y el resultado ha sido que mientras Tutankamon estaba arrodillado (no preguntéis, porque no sabemos qué hacía de rodillas), un carro le pasó por encima. Las lesiones fueron: rotura de costillas, rotura de pelvis y aplastamiento del corazón. 

Esta investigación arroja luz sobre otro aspecto: la momia sufrió combustión espontánea. ¿Por qué? Al parecer, los aceites para embalsamar se combinaron con el oxígeno y el lino. Esto causó una reacción química de combustión de más de 200ºC, lo que "cocinó" al faraón.